miércoles, 11 de junio de 2014

Sobre los guapos, los menos guapos, "Western Europe" y el papel de España en el futuro

El otro día estaba leyendo un artículo económico y dividían Europa en "West Europe" incluyendo los países que intuyo ellos piensan que son los "guapos" (Inglaterra, Francia, ... ¡Alemania!) frente a "Shoutwest Europe", que incluiría a los que según ellos no son tan guapos (Portugal, España, Italia, Grecia). Lo cual no estaría mal cuando se quiere hacer una clasificación más precisa de lo que es "West Europe", con la salvedad de que Alemania es "Central Europe" de toda la vida de Dios, y Grecia es "West" lo mismo que Hungría, vamos.

Vaya tufillo que echan algunas publicaciones anglosajonas por separar a los "guapos" de los "menos guapos", y vaya interés en intentar diferenciarse.

Eso sin tener en cuenta que el concepto de "Western World" (Western World - Wikipedia) tiene un origen Greco-Latino, y la preponderancia del mundo "occidental" en Europa se la deben en primer lugar a España, que fue el primer imperio que extendió lo "europeo" por el mundo...

Fíjate tú, lo que debe "West Europe" a los "menos guapos" (Grecia-Italia-España)... sólamente el concepto de "West Europe". Eso sí, son influencias ya lejanas en el tiempo, y ahí está parte de la clave.

Los españoles hemos estado bastante perdidos y a remolque del pensamiento que conforma "Western World" justo desde entonces, desde el s.XVI, perdiéndonos o yendo a remolque de las revoluciones más importantes (ilustración, revolución industrial, expansión del capitalismo); de hecho se puede ver en la selección de libros más relevantes que han conformado este pensamiento (Western Canon - Wikipedia), donde el peso de España es mínimo.

Y esto es debido a la sociedad civil, no como decimos siempre, "es que nos gobiernan mal". De hecho, todavía veo que en España a mucha gente le cuesta digerir el liberalismo y el capitalismo, que conforma el centro de la doctrina occidental actual...

Lo bueno es que el futuro está por escribir, como siempre :) y el hecho de que pintemos algo o no, dependerá de nosotros, y ahora estamos en un momento crucial, en el que se va a definir (desde mi humilde punto de vista) un nuevo modelo social y económico, tras esta última etapa de neoliberalismo y globalización. En nosotros está el poder traer ideas y debate acerca de cómo puede ser esa nueva estructura socio-económica, o si queremos seguir mirándonos el ombligo (eterno debate catalán/vasco/español, que no hace más que detraer energías en un sin sentido, por ejemplo)

No hay comentarios: